¿Cómo debo elegir las llantas de mi auto?

Hace unas semanas tuve que verme forzado a cambiar mis llantas, entonces lo único que sabía era que las que necesitaba debían ser rin 16. Vivía en un mundo de fantasía ¿cierto?

Bueno, déjame compartirte todo el aprendizaje que obtuve a partir de ello y comenzaré con la primera pregunta.

¿Cuál es el tipo de llantas que le servirá a mi auto?

Esta pregunta es sumamente difícil de responder si no estamos familiarizados, si sabemos como hacerlo te debe tomar cinco segundos responderla. Hay tres formas de responderlo, vamos de la más fácil a la más compleja.

Opción 1: Ver las medidas de las llantas que ahora tienes. Para hacerlo solo mira tus llantas y obtendrás algo así.

Opción 2: Abre la puerta del piloto del auto, en el marco encontrarás toda la información de tus llantas y hasta la presión más adecuada para las mismas, está es la opción más confiable porque puede suceder que si compraste el auto de alguien más pudo modificar las llantas.

 

Opción 3: Buscar en una página de llantas, la página de Continental, por ejemplo, tiene un muy buen sistema para decirte cuál es la mejor llanta para tu auto.

Todas estas opciones son válidas aunque para mi gusto la segunda es la mejor pues no hay nadie mejor que el fabricante para decirte que equipo le va mejor a tu auto. Por otro lado viene la pregunta del millón.

¿Y si quiero modificar mis llantas?

Bueno, todo es válido, está muy bien poder pensar en llantas más grandes, muchos quieren llantas más grandes, más deportivas, más capaces de soportar carga, en fin, cualquiera que sea la razón es importantísimo que sepas que a veces lo estético no empata mucho con lo funcional. Así que vale la pena que primero revises los factores para considerar modificar tus llantas.

Hacer más grande el diámetro de una llanta comienza a alterar el funcionamiento natural del autó, tu odómetro y tu velocímetro se podrían engañar pensando que recorres cierta distancia o vas a cierta velocidad cuando no es ta cierto.

Hacer más ancha una llanta hará al auto más alto (se verá más «malo») pero eso puede alterar su centro de gravedad haciendo que tu dirección sea menos eficiente y su centro de gravedad sea modificado causando desgaste prematuro en tu suspensión y en la mencionada dirección.

Usar una llanta más pequeña en diámetro reduce su costo, las llantas de menor diámetro son más accesibles aunque le restarían «deportivismo» a tu auto. También son más cuidadosas con el consumo de combustible haciéndolas atractivas para quienes ven en la economía el factor principal.

En conclusión

Si estás decidido a modificar tus vehículos hazlo, estoy seguro que ningún artículo o video que veas te hará desistir pero al menos intenta considerar los factores que menciono en este artículo, sabiendo que como todo hay un balance. Tener unas llantas más delgadas hará lucir a tu auto muy deportivo pero reflejará un desgaste mayor en muchos componentes del auto, reducir su diámetro te hará ahorrar más pero podrá causarte problemas con el sistema de frenado por cuestión de espacio. La recomendación que sé que es la más adecuada es la de no variar el tamaño de tus llantas en un más del 2% de las mismas y eso seguramente cualquier especialista bueno en la materia te lo dirá.

Y lo más importante, considera siempre como factor principal de decisión tu seguridad, no importa nada cuán deportivo se vea tu auto si esto significa perder el control en una curva en carretera o reducir su capacidad de frenado, Sin importar como luzca tu auto, tu seguridad debe siempre de ir primero.